Flexiworking

El blog de LambdaTres sobre espacios de trabajo saludables y productivos

Selecciona la temática que deseas consultar:

La necesidad del espacio personal en la oficina

Diseño de espacios de trabajo, Salud en el puesto de trabajo

espacio-personal-oficina

Estar siempre disponible para los demás en la oficina es imposible. A veces necesitamos marcar las distancias de forma física, verbal o a través del lenguaje no verbal. Todos aceptamos y reconocemos una puerta cerrada como una señal de indisponibilidad. En cambio, en la oficina actual, donde la tendencia es crear amplias zonas abiertas solo divididas con el mobiliario, encontrar a alguien en su puesto de trabajo delante del ordenador puede hacerle parecer como disponible, cuando es posible que en realidad no lo esté. La división del territorio en la oficina está en peligro de extinción, y con ello también el espacio personal.

Descarga una guía de decoración de oficinas

Los psicólogos hablan del “espacio personal” como una zona invisible, una especie de burbuja que nos rodea y gobierna la proxémica de cada individuo. Traspasar esta burbuja se considera como una invasión de nuestra intimidad y resulta una experiencia desagradable. En nuestra vida diaria, como norma general, mantenemos una distancia con el resto de personas en función de la situación: en el hogar, en el trabajo, en el transporte público, etc.

Existen un gran número de factores que determinan el tamaño del espacio personal, incluyendo el tipo de relación con la persona que se está interactuando. Claramente la distancias que mantenemos con extraños, compañeros de trabajo, amigos, familiares y parejas son totalmente distintas y permiten ver a los demás de forma clara la relación que mantenemos con esa persona. Del mismo modo, los que somos de la región mediterránea mantenemos distancias más cercanas que los europeos del norte. Lo que en una situación se puede considerar como algo normal, a otros puede incomodarles.

La dimensión del espacio personal también depende del lugar donde se produzca la interacción. Si el espacio es especialmente grande o pequeño, la gente puede aceptar distintas distancias. También si el espacio que hay encima es mayor – por ejemplo en oficinas de techos altos o a cielo abierto – la cantidad de espacio necesario es menor. Incluso si se trata de un lugar con el que no estamos familiarizados, el espacio libre que necesitamos a nuestro alrededor se multiplica.

Todos estos condicionantes psicológicos son esenciales para los diseñadores de interiores. Así, el espacio personal se convierte en un factor clave para tomar las decisiones acerca de qué dimensiones tendrán las mesas en la oficina o qué cantidad de espacio se le dará a cada trabajador, por ejemplo. No solemos ser conscientes de ello, pero cuando los espacios de trabajo y el resto de zonas se proyectan demasiado pequeñas, los trabajadores (e incluso los clientes y otros visitantes) se sienten inmediatamente incómodos -lo que al final perjudicará su productividad y motivación.

Afortunadamente, no todo son problemas. Una vez conocido el conflicto, toca poner soluciones. Para ello, los profesionales del mobiliario de oficina tratamos de crear soluciones personalizadas en función de las necesidades de cada cliente y cada uno de los futuros usuarios de la instalación. Áreas privadas, zonas recreativas, salas de llamadas, etc. pueden tener cabida en los proyectos que realizamos con mobiliario o elementos de obra específicamente diseñados para ello. Así, podemos crear zonas formales e informales adaptadas a los distintos niveles de privacidad que se requieran en cada caso.

Vía | officesnapshots.com
Fotografía | ferziitap

Descarga una guía de decoración de oficinas


Contenidos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Logo de Muebles de oficina en Madrid | LambdaTres

LambdaTres, S.A., C/ Laguna de Cameros, 8 - 28021 Madrid, Tel. 91 447 95 77, Fax 91 593 49 75, lambdatres[arroba]lambdatres.com

DISEÑO Y DESARROLLO   PixelST - Diseño y Desarrollo

Share This