Flexiworking

El blog de LambdaTres sobre espacios de trabajo saludables y productivos

Selecciona la temática que deseas consultar:

10 elementos que mejoran la productividad, la salud y el bienestar en los espacios de trabajo

Diseño de espacios de trabajo, Salud en el puesto de trabajo
Oficinas Auxadi

Oficinas de Auxadi en Madrid

Seguramente compartirás con nosotros que las buenas empresas son las que entienden que su objetivo principal deber ser mejorar la productividad de su plantilla. Los empleados son el motor que hace que las empresas crezcan, evolucionen, mejoren e innoven en el mundo laboral actual.

No es de extrañar entonces, que un espacio de trabajo bien diseñado, planificado y ejecutado puede llegar a convertirse en un arma muy poderosa para fomentar el rendimiento y la productividad de la plantilla de cualquier empresa. Y no solo eso, sino que un buen diseño de oficina que ayude a mejorar la productividad también favorecerá la salud y el bienestar de los empleados.

En función del trabajo que el empleado esté realizando en cada momento -trabajo en equipo, creatividad, concentración, etc.- tendrá unas necesidades distintas. Dados estos distintos procesos que tienen lugar en las empresas actuales, ¿cómo un espacio de trabajo puede dar un mejor apoyo a la productividad? ¿cómo un espacio de trabajo puede dar soporte a las diferentes actividades que se realizan hoy en una oficina?

Según psicólogos especialistas en relaciones laborales, son 10 los elementos fundamentales que tiene un impacto determinante sobre el espacio de trabajo:

1. Confort térmico

Está demostrado que la temperatura óptima para trabajar en la oficina son alrededor de 21ºC. Unos grados por debajo o por encima van a tener una influencia directa negativa sobre la productividad.

Permitir que los empleados puedan regular la temperatura o dotar a cada sala de un control de temperatura independiente facilitará el confort térmico de los trabajadores. Además, unas cortinas de tejido técnico te pueden facilitar la regulación de la temperatura con un menor coste energético.

2. Contacto con el exterior y luz natural

La biofilia es la necesidad de los humanos de interacturar con otros seres vivos para el propio bienestar y la salud mental, por ello es importante replicar espacios naturales en el interior de nuestras oficinas. Aunque sea por unos minutos, es beneficioso salir al exterior y tener contacto con el medio ambiente.  Las plantas, además de ser seres vivos, ayudan a purificar el aire interior.

La luz del día ayuda a las personas a regular el ritmo cardíaco, los ciclos vitales, el despertar y las horas de sueño. Así, cuando estos bioritmos se alteran, solemos padecer estrés lo que afecta de forma negativa en nuestro trabajo.

tendremos que diseñar espacios en los que se facilite la entrada de la luz natural

Así, tendremos que diseñar espacios en los que se facilite la entrada de la luz natural, tratar de crear espacios al aire libre donde los trabajadores puedan desconectar unos minutos y poner plantas que purifiquen el aire interior y convivan con nosotros.

3. Los cambios sensoriales y la variabilidad

De igual modo que las personas prefieren estar en contacto con la naturaleza, tener buenas vistas y sentir la luz del día, las personas también prefieren espacios que les estimulen. Así, una oficina de colores neutros, de muebles con texturas iguales y de la misma altura va a apagar la creatividad de los trabajadores.

La madera, el corcho, los materiales textiles, las plantas y algunos objetos con un diseño distinto animarán a los empleados y les harán más productivos.

4. El color

Las personas perciben los colores en función de su cultura y sus experiencias. Sin embargo, existen ciertas generalizaciones.

Usa el color para fomentar comportamientos y sentimientos basados en reacciones psicológicas, no en tus preferencias personales. Utiliza el color para diferenciar espacios y facilitar el flujo de personas por los distintos ambientes. También puedes utilizar los colores claros para aumentar la sensación de luz natural.

5. El ruido y su control

El ruido es un factor muy determinante en la mayoría de espacios de trabajo. Tiene la capacidad de permitir o no permitir la productividad, dependiendo de las preferencias individuales y del tipo de trabajo que se esté realizando. La clave está en permitir a los trabajadores que lo controlen, facilitándoles espacios con separación acústica para cuando los necesiten.

En las oficinas actuales, donde prácticamente todo el espacio es abierto, el ruido puede ser un gran problema para los trabajadores que necesitan concentrarse. Para que éstos mantengan su nivel de productividad es vital crear salas donde puedan aislarse.

6. Densidad de trabajadores por metro cuadrado

¿No te extresas cuando estás en lugares masificados? Aunque la percepción del espacio varía en función de la cultura, las preferencias individuales y el sexo, las oficinas en las que trabajan muchas personas en pocos metros cuadrados afectan negativamente a la productividad. Una correcta distribución de las mesas, más luminosidad, techos altos y paredes con espejos pueden ayudar a reducir la sensación de agobio en cierta medida.

7. Ergonomía

Los espacios de trabajo diseñados para y por personas son más agradables, flexibles y fomentan la productividad a lo largo del tiempo. Y esto es porque tienen en cuenta las necesidades y limitaciones de las personas que los ocupan.

Los espacios de trabajo diseñados para y por personas son más agradables, flexibles y fomentan la productividad a lo largo del tiempo

Las dolencias más comunes de los trabajadores de oficina, como el dolor de cuello, espalda y hombros, se pueden reducir equipando las oficinas con unos puestos de trabajo adaptables a las diferentes particularidades de cada usuario. Elementos, como las sillas de oficina con mecanismos regulables o las mesas regulables en altura facilitan en gran medida el grado de confort de su usuario, que podrá trabajar durante más tiempo sin llegar a tener dolencias.

8. Calidad del aire interior

La salud de los trabajadores afectará al número de bajas por enfermedad y por tanto a su productividad. Invertir en elementos que ayuden a mantener un aire limpio puede ser un factor determinante en la salud del equipo. Las plantas, que purifican el aire y regulan la humedad y la instalación de mobiliario y complementos con certificados de fabricación sostenible pueden ayudarte en esta importante tarea.

9. Capacidad de elección del puesto de trabajo

Los trabajos de oficina de hoy requieren una combinación de concentración y trabajo en equipo. Por ello, un espacio de trabajo bien diseñado debe contemplar ambos tipos de trabajo y facilitar el acceso a esos puestos cuando el usuario lo necesite.

10. Compromiso del empleado

Existe una correlación directa entre el compromiso del empleado y su satisfacción. Y esto tiene un efecto directo sobre su productividad y creatividad. Cuanto más comprometidos estamos con nuestra empresa, somos más productivos y rentables. Tendemos a crear relaciones más fuertes y duraderas con nuestros clientes y permanecer más tiempo en la empresa.

Para conseguir un mayor compromiso de los empleados es recomendable realizar una política de premios y reconocimiento abierta a todos y facilitar la movilidad intraempresarial. Además, los espacios de trabajo abiertos que permiten la colaboración entre compañeros y departamentos también afectan positivamente al compromiso de los trabajadores.

Ahora que ya conoces los puntos críticos para mejorar la productividad en tu empresa llega el momento de crear una estrategia para lograrlo. Pregunta a nuestro departamento de diseño cómo puedes ejecutar un plan de mejora de tu espacio de trabajo.


Contenidos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Logo de Muebles de oficina en Madrid | LambdaTres

LambdaTres, S.A., C/ Laguna de Cameros, 8 - 28021 Madrid, Tel. 91 447 95 77, Fax 91 593 49 75, lambdatres[arroba]lambdatres.com

DISEÑO Y DESARROLLO   PixelST - Diseño y Desarrollo

Share This