Flexiworking

El blog de LambdaTres sobre espacios de trabajo saludables y productivos

Selecciona la temática que deseas consultar:

La historia de la silla Tower que no te puedes perder

Ideas y conceptos de diseño de oficinas

Silla Tower

La silla Tower es uno de los modelos con mejores ventas para la decoración del hogar y para los ambientes de trabajo. La que parece una silla moderna fue en realidad concebida en 1948 por los prestigiosos Charles & Ray Eames. Su creación respondía en exclusiva a un concurso organizado por el Museo Nacional de Arte de los Estados Unidos, la International Competition for Low-Cost Furniture Design. Con ella, además de encontrar inspiración y ver diseños innovadores, se pretendía solucionar un problema social. Por aquella época, en la postguerra, se buscaba encontrar un diseño de mobiliario que pudiese adaptarse a los nuevos y pequeños espacios urbanos a un coste reducido.

Descarga una guía de decoración de oficinas

El concepto que inspiró al matrimonio en la creación de la silla Tower fue “Darle más de lo mejor al mayor número de personas por un precio más bajo”. En ese sentido, la utilización de materiales diferentes a los de la época cobró relevancia para conseguir reducir los costes de una fabricación que sería masiva, alejada del concepto de tradicional y artesano propio de la época. El plástico aparecía por primera vez como un elemento fundamental en el mobiliario y, además, otorgaba ventajas a la silla. Era flexible y manejable, al tiempo que ofrecía un tacto muy suave y agradable.

El nombre original de la silla Tower procede de una de las series que se crearon dentro de una mayor propuesta de elementos del mismo diseñador. Esta serie fue conocida como The Eames Molded Plastic & Fiberglass Armchair por el uso de los materiales fibra de vidrio y plástico. El prototipo de las sillas que conformaban la colección; con patas en madera, con base de mecedora, y con patas de metal (el modelo conocido como Tower) tardarían dos años en llegar a ser comercializadas al por mayor. Fue precisamente en los años 50 cuando Herman Miller consiguió convertir la creación de Eames una realidad para el público al que estaba dirigida; es decir, la mayor parte de la población por su bajo coste.

Sin embargo, la silla Tower junto con los demás modelos de la misma colección de Eames se resistieron en llegar al mercado europeo. No lo hicieron hasta unos cuantos años más tarde, en 1957. Fue de la mano de Vitra que logró un acuerdo con el fabricante americano para ponerla también a disposición de los consumidores del viejo continente. En 1984 se rompió dicho acuerdo de mutuo consenso y la compañía comercializadora se dedicó a mantener su negocio tanto en Europa como en Medio Oriente hasta el día de hoy.

La silla Tower de Eames se presentó en sus orígenes en varias tonalidades y en los acabados que hemos descrito en el párrafo superior. Son los mismos que hoy se pueden encontrar en el mercado, aunque existen diferencias marcadas entre las distintas réplicas. El hecho de que hayan pasado casi 70 años desde su creación permite que los fabricantes individuales puedan crear sus propias concepciones de este modelo clásico y ponerlas a la venta sin problemas de licencias.

Antes de terminar, quizás te interese saber por qué la silla Tower se llama así cuando la serie recibía solo el nombre de los materiales que utilizaron los Eames. En realidad, la inspiración que tomaron para concebir el modelo específico fue precisamente de una torre muy conocida, la Torre Eiffel de París. Es por ello que en algunas tiendas de mobiliario también la puedes encontrar por este segundo nombre.

Descarga una guía de decoración de oficinas


Contenidos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Logo de Muebles de oficina en Madrid | LambdaTres

LambdaTres, S.A., C/ Laguna de Cameros, 8 - 28021 Madrid, Tel. 91 447 95 77, Fax 91 593 49 75, lambdatres[arroba]lambdatres.com

DISEÑO Y DESARROLLO   PixelST - Diseño y Desarrollo

Share This