Flexiworking

El blog de LambdaTres sobre espacios de trabajo saludables y productivos

Selecciona la temática que deseas consultar:

Cómo adecuar una silla confidente al espacio laboral

Elementos y muebles para espacios de trabajo

Las sillas de confidente son aquellas que están pensadas para recibir visitas, para acomodar a personas en salas de espera situadas dentro o fuera de los despachos, o para pasar muy poco tiempo en ellas porque no se trata de sillas operativas ni de sillas de trabajo propiamente dichas. Precisamente por todas estas razones no se les da la misma importancia que tienen otro tipo de elementos fundamentales pero sí que la tienen. Hoy te vamos a mostrar algunos de los usos que puedes darle, así como algunas de las cuestiones clave a la hora de elegirlas.

Las sillas confidente tienen menos ergonomía de la que ofrecen sillas de dirección o sillas operativas, pero mantienen unos niveles de confort aptos para poder estar en ellas no demasiado tiempo. En ese sentido, se pueden adaptar a todas las actividades que requieran sentar a personas en ellas y que no vayan a pasarse sentadas jornadas completas consiguiendo un importante ahorro para el presupuesto de tu proyecto.

 

Descarga una guía de decoración de oficinas

 

Los usos de las sillas de confidente

  • Despachos: Los despachos son una de las zonas más interesantes en las que colocar sillas de confidente. De hecho, en estos espacios es necesario en muchas ocasiones recibir visitas, ya sea de clientes, de proveedores o de otros trabajadores. Estas visitas no suelen alargarse demasiado tiempo, pero sí que requieren de un elemento óptimo para poder sentarse durante lo que dure el encuentro.
  • Salas de espera: Aunque existen sillas específicas para este tipo de espacios, las sillas confidente se pueden adaptar a ellos a la perfección. Precisamente porque se trata de lugares en los que no se estará demasiado tiempo sentado son ideales las sillas que ofrecen la ergonomía justa para estar sentados durante un rato mientras no llega el turno.
  • Salas de formación: Las salas de formación son otros de los espacios en los que las sillas de confidente pueden tener cabida, y se pueden ajustar bien a las necesidades específicas de estos entornos. Generalmente, en estas salas no se pasan horas y horas de manera continuada y, por lo tanto, se pueden elegir este tipo de sillas adaptadas a la formación. Es decir, sillas con palas, con ruedas, o incluso sillas con una ergonomía media que asegure la comodidad sin pasarse del presupuesto.

Cómo elegir una silla de confidente

  • Presupuesto: El presupuesto es una de las claves a la hora de elegir una silla de confidente. De hecho, en estas sillas no merece la pena gastarse demasiado dinero en cuanto a la ergonomía o la máxima calidad de los acabados. No son sillas principales.
  • Diseño: Tanto el diseño de la propia silla como el del espacio en el que estará colocada es importante a la hora de seleccionar el modelo más adecuado al espacio. Considera el resto de elementos, así como la función que va a desarrollar.
  • Ubicación: El espacio que ocupe la silla confidente debe ser aquel que mejor permita realizar el resto de las actividades en la habitación. Piensa bien si tal y como la has colocado puedes aprovechar al máximo el sitio.

¿Tú ya sabes cómo será la próxima silla de confidente que utilices en tu proyecto?

 

Descarga una guía de decoración de oficinas


Contenidos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Logo de Muebles de oficina en Madrid | LambdaTres

LambdaTres, S.A., C/ Laguna de Cameros, 8 - 28021 Madrid, Tel. 91 447 95 77, Fax 91 593 49 75, lambdatres[arroba]lambdatres.com

DISEÑO Y DESARROLLO   PixelST - Diseño y Desarrollo

Share This