Flexiworking

El blog de LambdaTres sobre espacios de trabajo saludables y productivos

Selecciona la temática que deseas consultar:

Anécdotas de errores de decoración de salas de oficinas

Diseño y decoración de oficinas

 

cómo es una reunión de empresa típica ¡Hola!

Soy Erika Martin del blog Anécdotas de Secretarias y, como podrás deducir soy secretaria. Concretamente, de alta dirección en una multinacional.

Gracias a la invitación de Lambda Tres, en este artículo te contaré todos los dramas y tragedias que padecimos empleados y secretarias cuando mi empresa decidió que era hora de mudarnos a una nueva sede.

La comisión de mudanzas

Las antiguas oficinas se nos habían quedado pequeñas y estábamos trabajando como piojos en costura.

Así que se constituyó una comisión de mudanzas integrado por:

  •  Mentes brillantes y privilegiadas de la empresa
  • Consultores externos para la búsqueda del nuevo inmueble
  • Asesores en decoración de oficinas cool

Ninguna de las secretarias fuimos incluidas en la comisión de mudanzas y tampoco se nos pidió opinión en lo relativo a las necesidades de las salas de reuniones.

Es lo que tiene ser mujer-florero. ¿Qué sabremos nosotras, si solo contestamos el teléfono, hacemos café y nos limamos las uñas?

secretaria mujer florero

La inauguración de la oficina

El primer día en la nueva oficina, RRHH organizó un desayuno de bienvenida para los empleados y también un tour por las instalaciones para que viéramos todos lo guay que había quedado. Aquello fue como cuando ibas con el colegio a ver una fábrica, jaja.

Los jefes estaban tan contentos con las nuevas instalaciones y su decoración que enviaron un comunicado interno felicitando a la comisión de mudanzas por el buen trabajo.

Sin embargo, a los empleados se nos cayó el alma a los pies. Aquello era una auténtica chapuza: cables por el suelo, sillas sucias o rotas que parecían compradas en un outlet de muebles. Veíamos defectos por todas partes, al igual que cuando te entregan las llaves del piso que te acabas de comprar.

Pero a ver quién era el guapo que hacía un comentario negativo, después de la millonada que se habían gastado en asesores, decoradores y mobiliario.

Las salas de reuniones

Las nuevas salas de reuniones tenían una capacidad para máximo 6 personas. Atención, cada departamento de mi empresa tiene unos 20-25 empleados. Mal empezamos, jajaja.

Estas salas eran tan pequeñas que no pudieron poner pantallas para proyectar presentaciones. No cabían, aunque ellos dijeron que era para “no agobiar” el espacio.

Así que cuando venía un cliente, había que mirar los datos en la pantalla de un portátil … súper cutre ¿no crees?

No se puso un triste teléfono. Aquí alguno sí que se quejó y la respuesta fue:

-Si quieres llamar a alguien lo haces desde tu sitio

Como si el open space fuera el lugar ideal para tener una multiconferencia o una videoconferencia con un cliente.

daños que provoca el ruido en la oficina

Por supuesto, tampoco se compraron y pusieron flipcharts. Ese bártulo también se comía el espacio de la sala.

Mejor era que cada uno se llevara un taco de notas adhesivas y las pegase a la pared. Dicen por ahí que eso fomenta la creatividad y viene muy bien para las reuniones de lluvia de ideas.

¿El resultado? Cada vez que hay una reunión de departamento, hay que alquilar una sala en un hotel, en un centro de negocios o en un coworking.

La sala de juntas

No pienses que la sala de juntas se escapó de este despropósito decorativo y funcional.

La iluminación y los colores

Las paredes estaban forradas de paneles de madera tono casposo de años ’80. Color que además no combinaba con los corporativos que son lila y plateado.

Estos paneles iban del techo al suelo, es decir, no entraba luz natural.

Cuando llevabas unos minutos ahí dentro, te daba una crisis de claustrofia. Por este motivo, a las pocas semanas de la mudanza, los empleados empezamos a llamar “el sarcófago” a la sala de juntas.

La mesa de la sala

Se compró una mesa con capacidad para 15 personas. Era de madera maciza del mismo color que las paredes de años ’80.

No me preguntes cómo tomaron medidas las mentes pensantes y asesores externos. Cuando fueron a meterla en el montacargas, no cabía.

Al estar en una planta alta de un rascacielos (en el que no se puede abrir las ventanas) la posibilidad de subir la mesa con una pluma exterior quedó descartada.

¿Solución? Cortar el tablero por la mitad. Vaya forma de destrozar la mesa. ¡Qué pena!

Las sillas

Se compraron 15 sillas sin ruedas.

¿Sabes por qué las secretarias nos limamos las uñas en la oficina? Porque cuando hay reunión multitudinaria nos toca arrastrar sillas de otras salas o despachos para meterlas en la sala donde son necesarias. En esta labor de mudanceras nos destrozamos la manicura.

secretaria arrastra sillas oficina

En mi oficina, las salas normales tenían las sillas de ruedas. De modo que, cuando las llevábamos al “sarcófago”, la mezcla de modelos de sillas hacía pensar que habían comprado las últimas unidades de cada tipo de silla en un outlet.

Menuda imagen corporativa de mi** para impresionar a clientes VIPs.

Muebles auxiliares

La mayoría de la gente se cree que los cuadernos, bolígrafos, botellas de agua, caramelos, etc. están sobre la mesa por generación espontánea.

Las secretarias sabemos que no es así. Da la casualidad que somos nosotras las que lo colocamos todo. Sí, te confirmo que detrás de cada reunión, hay una organización logística.

A los de la comisión de mudanzas no se les ocurrió colocar armario de almacenaje en la sala. Como se nota que ellos no preparan reuniones, jaja.

Eso significó que, además de arrastrar sillas, había que ir a por los cuadernos y los bolis al armario general del material de oficina, que casualmente está en la otra punta de las instalaciones. ¡Bravo! ¡Qué práctico!

Otra tragedia fue que tampoco pusieron ninguna mesa auxiliar para poner el coffee break o los caterings del almuerzo.

¡¡Este es un error muy grave!! Todo el mundo sabe que el reclamo para asistir a las reuniones es la comida y los caramelos.

El éxito de la convocatoria a una reunión depende precisamente de esto. Si no hay, caramelos, bollos y café, no se va.

por qué hay que llevar comida a las reuniones

La visita del presidente de la empresa

Pasado un mes de la mudanza, se convocó una Junta de Accionistas y un Comité de Dirección. Reunión de alto copete con presencia del presidente, quien tiene su despacho en la oficina de Alemania y todavía no había estrenado la oficina de Madrid.

En total venían unas 30 personas, es decir, el doble de la capacidad de la sala. Iban a estar bien apretaditos, jajaja.

Las secretarias pusimos todo sobre la mesa: documentación, cuadernos, bolis, aguas, vasos, tazas, servilletas, termos …

Si sumamos la apretura con las sillas y la mesa llena de cosas, a que tampoco había ventanas, ya te imaginarás la sensación de agobio. Aquello era peor que el metro a las 08:00 AM, jajaja

La Junta de Accionistas empezó. Pero a media mañana, salieron todos de la sala.

El presidente tenía una expresión en la cara como la Jack Nicholson en la película de “El Resplandor”. Se metió con el CEO en su despacho. Se oyeron voces y gritos.

Al rato salieron y las reuniones fueron desconvocadas. Cada uno a su casa y el presidente de vuelta a Alemania.

Unas semanas después se echó la sala abajo:

  • Los paneles de madera anticuados fueron sustituidos por cristaleras con vinilos que sí permiten la entrada de luz natural y despistarse mirando a quién pasa por el pasillo.
  • Las sillas sin ruedas fueron sustituidas por las mismas que hay en el resto de salas.
  • Se colocaron muebles auxiliares
  • Se pusieron teléfonos en todas las salas

Nunca jamás se ha vuelto a utilizar la sala de juntas y las otras salas para reuniones multitudinarias o con clientes importantes.

Desde entonces se alquilan salas fuera de la oficina y, por supuesto, con luz natural, medios audiovisuales, mesa y sillas cómodas para trabajar sin apreturas, servicio de catering para el café y la comida.

Sugerencia para acondicionar y decorar salas de reuniones en la oficina

Antes de cambiar la decoración de una sala, haz un estudio previo de las necesidades funcionales.

Por favor, pide opinión a las secretarias, ellas son las que mejor conocen qué elementos debe haber en las salas.

Imágenes diseñadas con: Bitstrips, Freepik y Flaticon.


Contenidos relacionados

Comentarios

  1. Maria -

    Vaya con las mentes pensantes y los expertos: ni empeñándose lo hubieran hecho peor jeje. Ahí se notó por qué el jefazo es “el jefazo”, fue el único que se dio cuenta de que eso no tenía ni pies ni cabeza 😉

    Aunque seguro que si hubieran preguntado y actuado con lógica no se hubiera tirado todo ese dinero en algo que no funcionaba.

    ¡Saludos!

    • LambdaTres -

      Hola María,

      Gracias por pasarte por Flexiworking.

      Estamos de acuerdo contigo. Si quieres tener unas oficinas productivas y flexibles, tienes que recoger la opinión de los que serán sus futuros usuarios.

      ¡Qué tengas un buen día!

  2. Erika Martin -

    Hola María,

    cierto, jajaja ni haciéndolo mal a propósito les hubiera salido peor. Qué lástima haber despilfarrado así el dinero.
    Menos mal que el jefazo les puso en su sitio.

    Supongo que para la próxima vez sí tendrán en cuenta la opinión de las personas que hacen uso de las salas.

    ¡Muy buen comienzo de semana!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Logo de Muebles de oficina en Madrid | LambdaTres

LambdaTres, S.A., C/ Laguna de Cameros, 8 - 28021 Madrid, Tel. 91 447 95 77, Fax 91 593 49 75, lambdatres[arroba]lambdatres.com

DISEÑO Y DESARROLLO   PixelST - Diseño y Desarrollo

Share This