El blog de LambdaTres sobre espacios de trabajo saludables y productivos

Selecciona la temática que deseas consultar:

¿Son siempre mejor las sillas con reposabrazos que las que no los tienen?

Elementos y muebles para espacios de trabajo

Sillón de dirección Of Course

El reposabrazos de las sillas es uno de esos elementos que siempre se consideran como positivos. Sin embargo, no será la primera vez que te preguntes si las sillas sin reposabrazos serían más adecuadas en una determinada situación o para un determinado proyecto de creación de espacios laborales. En realidad, si fuesen tan mala elección los propios fabricantes no las lanzarían al mercado. Por esa razón hoy queremos adentrarnos en el uso de una y otra variante para que puedas decidir cuál es el mejor modelo para ti en cada una de las zonas que vas a amueblar por sus necesidades específicas. ¿Quieres saber si estás tomando las mejores decisiones a la hora de elegir sillas con y sin reposabrazos?

Las sillas con reposabrazos son de muchos tipos y en algunos casos pueden impedir la comunicación sencilla con los demás miembros de la empresa. Sin embargo, precisamente esa característica de envolver todo el cuerpo del trabajador también puede convertirse en una ventaja con respecto a otros modelos porque fabricantes como Actiu han logrado crear verdaderos espacios individuales de concentración que giran 360 grados para poder abarcar una comunicación activa y fácil cuando el trabajador lo requiera. Y si esto es así, ¿para qué pueden ser mejor las sillas sin reposabrazos? A continuación analizamos algunas de las situaciones más comunes en oficinas.

Descarga una guía de decoración de oficinas

Elegir sillas sin reposabrazos en la oficina

  • Apilables: una de las características más destacadas de las sillas sin reposabrazos es la posibilidad de que sean apilables. Esto significa que podrás almacenarlas fácilmente unas encima de otras en salas polivalentes que pueden disponer de varios asientos por ejemplo para formación, pero que a la vez ofrecen espacio vacío para otras funciones que se puedan llevar a cabo en ellas.
  • Uso en espacios reducidos: Cuando los espacios no operativos son muy reducidos -por ejemplo en las salas de espera- conviene elegir sillas sin reposabrazos para optimizar la zona disponible y crear un ambiente confortable a la vez que agradable y funcional.
  • Precio: Otra de las variables que hace más interesantes a las sillas sin reposabrazos es el precio. Si el factor ergonómico no es fundamental para la función que va a cumplir, entonces puede que el presupuesto sea el que marque la ruta y que sí convenga decantarse por este tipo de producto.

Los reposabrazos como apuesta por la ergonomía

Cuando se trata de seleccionar una silla operativa, la mejor elección es la de una silla con reposabrazos, mejor aún si estos son regulables en altura. La razón está en la ergonomía que proporciona a un trabajador que va a pasar muchas horas sentado en la misma postura y que debe sentirse cómodo en su puesto de trabajo. Cuando hay que decidirse entre la ergonomía y los demás factores para seleccionar una silla, el primero siempre va a decantar la elección por los reposabrazos. Sin embargo, en espacios en los que lo ergonómico no es fundamental y el resto de variables cobran importancia es preferible quedarse con las sillas sin reposabrazos en la oficina.

¿Te has quedado o has recomendado algún modelo de sillas sin reposabrazos para alguno de tus proyectos de creación de oficinas?

 

Descarga una guía de decoración de oficinas


Contenidos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Conozco y acepto la Política de Privacidad

LambdaTres, S.A., C/ Laguna de Cameros, 8 - 28021 Madrid, Tel. 91 447 95 77, Fax 91 593 49 75, lambdatres[arroba]lambdatres.com

Share This