Flexiworking

El blog de LambdaTres sobre espacios de trabajo saludables y productivos

Selecciona la temática que deseas consultar:

Tips de ergonomía para evitar los “tme”.

Bienestar y salud en el puesto de trabajo

TME

¿Sabías que los tme o trastornos musculoesqueléticos suponen el 85% de las enfermedades laborales de nuestro país? Espondilitis anquilosante, lumbalgia, cervicalgia o la moderna lipoatrofia semicircular son algunas de las afecciones relacionadas con los TME que, en la práctica, suponen el 60% del absentismo y las bajas médicas que registran nuestras empresas.

Hablamos de un problema importante, un conjunto de trastornos que van mucho más allá de las cifras, las estadísticas y las pérdidas económicas millonarias. Hablamos también de que los tme afectan al bienestar y la productividad de las personas, de ese grupo de talentos que es, en definitiva, el factor más valioso que tenemos en nuestra empresa. ¿Podemos hacer algo para minimizar estos tme desde el diseño integral de espacios de trabajo? La respuesta está en una palabra bien conocida en el mundo empresarial moderno: ergonomía.

 

Los TME o trastornos musculoesqueléticos.

Según la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo los TME o trastornos musculesqueléticos son aquellas enfermedades de origen laboral que afectan sobre todo a la espalda, el cuello, los hombros, los brazos y las manos y, en menor medida, a la zona baja de la espalda, los muslos, las rodillas…

Según esta Agencia, los TME no surgen por una sola causa y tampoco aparecen de un día para otro, sino que van apareciendo y empeorando en el tiempo por razones tan variadas como una mala higiene postural, un manejo inadecuado de cargas, la no adaptación del mobiliario a las necesidades particulares de cada trabajador, las largas horas que pasamos de pie o sentados ante el ordenador, una mala distribución de las fuentes de luz directa e indirecta, un ambiente de trabajo excesivamente frío o caluroso, un exceso de humedad, de  ruido o de vibraciones… Las causas de los TME son múltiples pero, afortunadamente, las soluciones que nos ofrece la ergonomía también lo son. Veamos algunos de los tips de ergonomía relacionados con las posturas de trabajo que podemos aplicar fácilmente para evitar los TME en nuestra empresa.

Descarga una guía de decoración de oficinas

Las posturas de trabajo.

A todos nos ha pasado alguna vez: durante los primeros momentos de nuestra jornada laboral, nuestra espalda está recta y bien apoyada en el respaldo de la silla, con la planta de los pies firmemente asentada sobre el suelo o sobre un reposapiés ergonómico, nuestro cuello está recto y relajado… Pero al cabo de una, dos o tres horas de trabajo, nuestra espalda se ha curvado, tenemos el cuello dolorido por no colocar un atril para mirar el libro de consulta con el que estamos documentándonos, nuestras piernas se han cruzado solas sobrecargando la zona lumbar…
Mantener una postura de trabajo cómoda y ergonómica durante toda la jornada laboral no es sencillo, pero la ergonomía puede ayudarnos de formas muy diversas, por ejemplo:

  • Colocar los útiles de trabajo que usamos habitualmente de forma que no adoptemos posturas forzadas para utilizarlos: calendario, teléfono, agenda…
  • Utilizar atriles, reposapiés o cualquier complemento de oficina que nos permitan adoptar posturas de trabajo más ergonómicas.
  • Colocar estores y cortinas que filtren la luz natural e impidan esos molestos reflejos que causan dolores de cabeza, desconcentración, etc.
  • Habilitar una zona de descanso activo que invite a nuestros trabajadores a levantarse de su silla, caminar y realizar ciertas tareas en un ambiente de trabajo distinto y más relajante.

 

Descarga una guía de decoración de oficinas


Contenidos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Conozco y acepto la Política de Privacidad

LambdaTres, S.A., C/ Laguna de Cameros, 8 - 28021 Madrid, Tel. 91 447 95 77, Fax 91 593 49 75, lambdatres[arroba]lambdatres.com

Share This