Flexiworking

El blog de LambdaTres sobre espacios de trabajo saludables y productivos

Selecciona la temática que deseas consultar:

Mostrador de recepción: cuándo deberías cambiarlo

Consejos de decoración de oficinas

Mostrador de recepción Concepto
¿Es apropiado el mostrador de recepción? Puede parecer una pregunta alocada, pero no lo es del todo, y a continuación te mostraremos por qué.

Hoy en Flexiworking te contaremos en detalle cuándo es prescindible (y cuándo no) este mueble en tu empresa.

Descarga una guía de decoración de oficinas

5 motivos por los que debes renovar tu mostrador de recepción

  1. Es infrautilizado e inútil
    Es la causa más obvia y principal que justifica incluso su eliminación, por ejemplo si ya no se reciben visitas en la oficina. Si continuamente hablamos de espacios despejados y de oficinas funcionales, ¿qué sentido tiene entonces seguir manteniendo muebles inservibles que solo entorpecen?
    Si no aporta nada, no tengas miedo o dudas a la hora de deshacerte de él.
  2. Está pasado de moda
    Si el mostrador de recepción parece del siglo pasado, lo mejor será que te deshagas de él y pienses en uno nuevo, ya que la recepción te ayudará a dar una buena (o mala) primera imagen a tus visitantes y clientes.
  3. Ocupa demasiado espacio
    Cuando las dimensiones del mueble son excesivas (sin existir una justificación), acaba convirtiéndose en un mueble molesto e incómodo que además resta espacio que podría ser utilizado para otra necesidad.
  4. Necesidad de adaptación a discapacitados
    Cada vez más las empresas de hoy en día se preocupan por la plena integración de todos los empleados y visitantes. En ocasiones porque así lo exige la ley.
    En este sentido el mostrador de recepción es uno de los elementos del mobiliario más importantes, por eso es probable que necesites cambiarlo para que esté adaptado a todos los usuarios.
    Siendo así, el nuevo mostrador incorporaría una zona más baja, tal y como podemos ver en este ejemplo.Mostrador de recepción curvo Informa
  5. Cambio de la imagen corporativa
    Si tu compañía se está planteando una transformación en su imagen, es muy probable que te veas obligado a modificar también el mostrador. Y es que, sobre todo en función de los colores, casi seguro al 100%, que no encaje con la nueva estética. Sin embargo, también hay que tener en cuenta otros aspectos del mueble, como pueden ser los materiales que se utilizan, los acabados e incluso la forma y diseño.

Otras situaciones que te pueden obligar a cambiar el mostrador:

  1. En su momento no reparaste en aspectos fundamentales
    También es posible que cuando lo compraste si no tuviste un buen asesoramiento no te fijases en que las medidas y la forma no eran las adecuadas para el espacio que se iba a amueblar.
  2. El mostrador o la zona de recepción han adquirido nuevos roles
    Las empresas cambian y, con frecuencia, los diferentes espacios de la oficina lo hacen de la misma manera.
    Es probable que en el momento de su instalación el mostrador hubiese sido utilizado para un tipo de funciones que hoy se han ampliado o que antes eran inexistentes.
    Por ejemplo: antes en el mostrador solo se encontraba una persona que se encargaba de atender llamadas, pero hoy también se utiliza para gestionar documentación, atender a clientes de manera presencial…

En definitiva, si el tuyo es alguno de los anteriores casos, entonces es casi seguro que necesites cambiar tu mostrador de recepción.

¿Qué te parecen estas pautas? ¿Son suficientes para animarte a renovarlo?

asesoria y plan integral para los espacios de tu empresa


Contenidos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Conozco y acepto la Política de Privacidad

LambdaTres, S.A., C/ Laguna de Cameros, 8 - 28021 Madrid, Tel. 91 447 95 77, Fax 91 593 49 75, lambdatres[arroba]lambdatres.com

Share This