Flexiworking

El blog de LambdaTres sobre espacios de trabajo saludables y productivos

Selecciona la temática que deseas consultar:

El “oficinista”: un trabajo de riesgo

Salud en el puesto de trabajo

oficinista: trabajo de riesgo

Cuando oímos “riesgos laborales”, muchos de nosotros tendimos a pensar en la industria pesada, protección civil y otros trabajos más físicos y/o más expuestos a agentes que pueden suponer un peligro inmediato para nuestra integridad. Si bien es cierto que estos tipos de oficios son los que más tipos de riesgos entrañan, sería un error suponer que los “oficinistas” estamos exentos de ellos.

Descarga una guía de decoración de oficinas

Por más que desarrollemos nuestra actividad diaria sentados, estarlo durante tantas horas seguidas, mirando una pantalla de ordenador, nos puede suponer diversos tipos de lesiones que hasta pueden acabar siendo crónicas. Por eso, hoy repasamos los principales riesgos de trabajar en una oficina, así como las buenas prácticas para evitarlos.

Lesiones musculares

Las malas posturas al estar sentados son algo muy usual. No es fácil mantenernos quietos en una misma posición durante un largo periodo de tiempo, por lo que muchos vamos cambiando a menudo de postura y acabamos adoptando algunas que son perjudiciales para nuestra salud. Si pasamos mucho rato sentados de manera inadecuada en la oficina, podemos padecer lesiones cervicales, de espalda, cuello y lumbares.

Pero no sólo las malas posturas son las culpables de algunas lesiones. Los movimientos repetitivos como el de los “clicks” con el ratón del ordenador pueden provocar síndrome del túnel carpiano o tendinitis.

Para evitar trastornos musculares, es importante contar con un buen equipo en nuestro lugar de trabajo. Una silla que se pueda adaptar la curvatura de la espina dorsal y que a la vez nos mantenga en una postura correcta, cubriéndonos desde lumbares a cervicales. Nuestra espalda necesitará estar recta, dejando un ángulo de aproximadamente 90 grados entre ésta y nuestros muslos. Los brazos también deberán formar un ángulo recto respecto la mesa y apoyaremos los antebrazos frente al teclado. Además, debemos acostumbrarnos a que los movimientos con las manos sean suaves y sin realizar demasiada fuerza.

También es muy importante mantener los dos pies siempre apoyados en el suelo o en un reposapiés. Pero no pasaremos más de dos horas seguidas sentados. Habrá que levantarse y andar durante unos 5 minutos cada vez que haya pasado este periodo de tiempo, para evitar rampas. Aprovecharemos para realizar estiramientos también con las manos.

Fatiga visual

Sus síntomas se empiezan a mostrar a partir de la tarde, cuando nuestros ojos están rojos, nos pican o incluso podemos llegar a ver borroso durante un rato y padecer dolores de cabeza intensos. El uso excesivo de pantallas hace que enfoquemos demasiado nuestra vista y parpadeemos poco, provocando así sequedad ocular y sensación de fatiga en general, al quedar el ojo agarrotado al final del día.

Dependiendo del grado de nuestra fatiga visual, lo podremos prevenir o solucionar de diversas formas. El ejercicio más común es el de cada 20 minutos mirar a lo lejos (un mínimo de 6 metros) durante 20 segundos. Así, nuestra vista va teniendo ratos para relajarse. Como es algo fácil de olvidar, muchos optan por ponerse alarmas en el ordenador. También podemos aprovechar el rato que nos levantamos a estirar las piernas para desconectar de todo tipo de pantallas y mirar a lo lejos, parpadeando conscientemente y a menudo. En casos más severos, también hay quien recurre a colirios o a gafas de relajación.

La distancia a la que tengamos el ordenador con respecto a nuestros ojos también es un factor imprescindible a tener en cuenta. La pantalla deberá estar a unos 40-60 cm de los ojos y con una inclinación de entre 3 y 5 grados, por debajo de nuestra línea de visión.

Sedentarismo

No se trata de un riesgo secundario. El sedentarismo puede matar cuando acaba derivando en problemas de circulación, enfermedades cardiovasculares o índices graves de obesidad. Precisamente, los que nos pasamos tantas horas del día sentados somos quienes más tenemos que vigilar no perlongar el hábito durante el resto del día.

Aquí vuelven a hacerse necesarias las pausas frecuentes para caminar un poco y, a parte, necesitamos llevar una alimentación muy equilibrada y con un importante consumo de fruta y verdura, además de hacer ejercicio a menudo. Algunas empresas, conscientes de un problema que afecta a gran parte del país, ya han empezado a ofrecer planes de salud gratuitos para sus trabajadores.

Descarga una guía de decoración de oficinas


Contenidos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Logo de Muebles de oficina en Madrid | LambdaTres

Conozco y acepto la Política de Privacidad

LambdaTres, S.A., C/ Laguna de Cameros, 8 - 28021 Madrid, Tel. 91 447 95 77, Fax 91 593 49 75, lambdatres[arroba]lambdatres.com

Share This