El blog de LambdaTres sobre espacios de trabajo saludables y productivos

Selecciona la temática que deseas consultar:

Aislamiento acústico en las oficinas: cómo afecta al trabajador

Bienestar y salud en el puesto de trabajo

¿Alguna vez te has preguntado qué pasa cuando una oficina no tiene un buen aislamiento acústico?

Panel fonoabsorbente escritorio

 

Motivos para el aislamiento acústico de oficinas

Tan importante como la distribución de nuestra oficina es su insonorización. Las razones son muy sencillas. En primer lugar, porque en un entorno ruidoso es difícil que los empleados se concentren en sus tareas con decenas de conversaciones teniendo lugar a su alrededor. El exceso de ruido puede causar una sensación de embotamiento y cansancio que solo puede paliarse invirtiendo en un buen protocolo de aislamiento. La segunda razón es aún más importante: si queremos proteger la confidencialidad de empleados, mandos y clientes, resulta vital evitar que las conversaciones privadas se filtren al exterior.

Mucha gente cree que el problema de la excesiva transmisión de sonido de una oficina a otra se debe a la pared, pero en muchos casos se encuentra en el techo. Hay que tener en cuenta que el sonido siempre sigue el camino de menor resistencia, y este a menudo es el techo falso con el que se revisten muchas oficinas comerciales. El sonido rebota y es devuelto a una de las oficinas colindantes, y como nos parece que llega desde un lado, creemos que la falla está en las paredes.

Una vez sepamos por dónde escapan los ruidos, podemos discernir cuál es la estrategia más efectiva para llevar acabo el aislamiento acústico de una oficina.

Lo primero que debemos hacer es medir las dimensiones de la habitación para ver qué solución nos viene mejor. Cuando más varíe nuestra oficina en tamaño, más complicado será aislarla del ruido.

Una vez tengamos las dimensiones de la oficina, tendremos que medir los niveles de ruido usando un medidor de decibelios.

Materiales aconsejables para la insonorización de una oficina

Es mejor utilizar materiales densos que añadan masa y peso a las paredes y techos. Entre ellos podemos contar yeso, plomo, hormigón e incluso ladrillos. Es vital que no nos dejemos ningún hueco ni grieta, dado que jugará en nuestra contra.

Aislamiento acústico empresa

Si percibimos claramente que el sonido proviene de una zona en particular y verificamos que es la fuente del ruido, podemos aislar parcialmente con moquetas y placas.

  • Aislamiento acústico de techos: Si nuestro problema es el techo falso, podemos colocar PKB-2, un aislante acústico universal, en cada una de sus placas de yeso. Estas no deben tocar directamente las paredes, así que es necesario solapar el material aislante.
  • Aislamiento acústico de paredes: Si, por otro lado, queremos insonorizar las paredes, debemos considerar las conexiones eléctricas. Es mejor extender el material aislante de una pieza siempre que sea posible, así que tendremos que empalmar y prolongar el cableado para evitar que la insonorización se vea comprometida a través de los enchufes. Podemos contrarrestarlo colocando lana de roca dentro de los agujeros de los cajetines, que estarán alejados al menos 20 centímetros de su anterior posición.

Tras colocar el PKB-2, toca colocar una estructura con amortiguadores, lana de roca y dos placas de barrera acústica con membranas bituminosas entre ambas.

  • Aislamiento acústico de ventanas: La primera opción para reducir el sonido que entra y sale por las ventanas es su reemplazo. Para escoger la ventana adecuada, tendremos que medir cuánto ruido penetra a través de las que ya tenemos y hallar el tipo de ventana que lo reduzca hasta entre 30 db y 50 db, que la medida que consideramos cómoda.

Si cambiar la ventana no fuera posible, siempre podemos añadir una segunda ventana a la que ya tenemos. También podemos colocar cortinas fonoabsorbentes o sellar las juntas y grietas por las que se cuela el ruido.

Aislar acústicamente una oficina no siempre es sencillo y ponernos a la tarea puede resultar más trabajoso de lo que esperábamos, pero sin duda mejorará la productividad y la salud de los empleados.

cta-wellness


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Conozco y acepto la Política de Privacidad

LambdaTres, S.A., C/ Laguna de Cameros, 8 - 28021 Madrid, Tel. 91 447 95 77, Fax 91 593 49 75, lambdatres[arroba]lambdatres.com

Share This